En Batamote se resisten a retirar los corrales de zonas habitadas

Los propietarios argumentan que es bastante inseguro llevar a los animales a áreas lejanas pues podrían robárselos
Por: Fernanda Ruiz
29 de Abril 2018 · 11:54 hs

Las personas que viven cerca de estos criaderos pueden ver afectada su salud.

Guasave, Sinaloa.- La inseguridad es uno de los factores que más influye en la resistencia de los dueños de corrales y chiqueros al momento de notificarles que deben moverlos a zonas no habitadas, pues temen que los animales sean robados.

Según datos de la Dirección de Salud Municipal, aunque se trabaja en coordinación con Ecología y la Jurisdicción Sanitaria de manera constante, aún se tienen problemas de este tipo en varias comunidades.

Resistencia
Silvia María Preciado Machado, directora de Salud y Bienestar Social, informó que ha sido una tarea muy ardua el lograr que los corrales y chiqueros que se tienen en las viviendas sean mudados a áreas permitidas, tanto por la costumbre arraigada, como por el temor de que les roben los animales.

“Nos topamos con mucha resistencia todavía, porque aunque saben que no deben tener corrales en casa o cerca a ellas no quieren mudarlos a zonas alejadas argumentando que no hay seguridad y que nadie responderá en caso de que les roben algún animal, y en cierta manera tienen razón, pero la obligación de los dueños  es  quitarlos  de las áreas habitadas por todos los riesgos para la salud que implican”, expresó.

Señaló que el vivir cerca de un corral o un chiquero podría desencadenar  problemas respiratorios, gastrointestinales y hasta enfermedades por vectores, porque la cría de animales también genera ratas, cucarachas, moscos y moscas que pueden transmitir alguna enfermedad.

Preciado Machado mencionó que las denuncias anónimas son el principal apoyo para detectar este tipo de criaderos, aunque mencionó que cuando salen a jornadas médicas o de descacharrización inspeccionan las localidades que visitan para proceder a notificar en caso de encontrarse con alguno y después regresan en un lapso 15 a 20 días para verificar que fue retirado.

Sanciones
La funcionaria municipal explicó que se han aplicado algunas sanciones a quienes no acatan la indicación de quitar de las viviendas los corrales o chiqueros, a pesar de que se les brinda el apoyo de un terreno a donde puedan trasladarlo, siendo la Dirección de Ecología quien se encarga de aplicar dichas multas.

“En muchas comunidades las autoridades ejidales o comisarios o síndicos tienen un lugar destinado para ese tipo de corrales y chiqueros, pero los propietarios se niegan por la inseguridad que se vive”, expuso.

“Por ejemplo en Las Brisas tenemos el caso de un señor que prefiere sacar los animales todo el día, pero ya en la noche los regresa al domicilio y pues la situación queda en lo mismo. En Batamote son muchos los que se niegan a llevar a sus animales a la zona que se tiene para esos corrales cerca de la carretera. Hay mucha resistencia.”

Información de El Debate.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.